miércoles, 27 de mayo de 2009

El porqué del éxito de la comida japonesa

Hace tiempo que me convertí en adicto a la comida japonesa.

Hay quien dice que un restaurante japonés, al fin y al cabo, es un chino venido a más. Al principio compartía ese axioma y reconozco que todavía lo aplico a algunos restaurantes.

Como suele ser normal, la primera incursión en la comida japonesa fue a través de un restaurante asiático en el que se intercalaban los platos de comida china, taiwanesa, coreana, etc.

Con el tiempo, una vez que me habitué a los makis (los rollos de arroz envuelto en alga), empecé a probar los niguiris (la tira de pescado encima del arroz) y el sashimi (el pescado a secas).

Al final acabé por ir a restaurantes exclusivamente dedicados a comida japonesa (iba a decir a restaurantes japoneses, pero más de una vez he visto que el chef es sudamericano o español…).

Sin darme cuenta me estoy desviando de mi propósito al escribir este post. En lo que quería hacer hincapié es en ser “adicto” a la comida japonesa. Ese tipo de comida engancha. Cualuiqera que lo haya probado puede dar fe de lo que digo.
Si pasa más de un par de semanas sin tomar tu ración habitual de pez mantequilla, maguro, sake (ojo, el salmón, no la bebida), california roll o el espectacular soft shell crab, entra en el cuerpo una angustia, una ansiedad, un no sé qué…

Un amigo. No. Un sabio amigo, ha creado la siguiente teoría: en el wasabi (rábano picante, o, sustancia verde que pica de la ost…) los japos introducen una sustancia altamente adictiva que provoca un síndrome de abstinencia si transcurren más de 7 días sin que hayas comido sushi. Esta sustancia, camuflada con el sabor picante es inapreciable en el wasabi. Y como todo lleva wasabi… estás perdido. Malditos japos…

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No está en el post, pero el sashimi de vieira... simplemente increíble.

Henar dijo...

estuve en un supermercado chino en el China Town madrileño (el otrora castizo barrio de Usera) y me acordé muchísimo de ti. Tenemos que ir, vas a alucinar (remilgos fuera, eso sí).

¿Cuándo te veo?

Besos!

H

Silverado dijo...

Hola, H!!

Lo del supermecado chino... ¿no conoces uno japonés? jajaja.

Y nos vemos cuando tú digas (menos en los próximos 2 fines de semana que no estaré en los madriles).

Un besazo!!