miércoles, 13 de febrero de 2008

Percance

Bonita forma de empezar el día.

Cuando me quedaban 50 metros para llegar al trabajo me ha pasado una cosa surrealista.

Al llegar a una cuesta con Stop me he parado a una distancia prudencial del coche de delante, un Hyundai.

De pronto el Hyundai hizo amago de salir. Yo, viendo que no le iba a dar tiempo, ni siquiera moví el coche.

El Hyundai finalmente no cruzó el Stop. El problema es que no pisó el freno y empezó a ir hacia atrás. Como veía que no se paraba, di un toque de claxon. Nada. Siguió hacia atrás hasta que me dio. No mucho, pero me dio.

Yo ni siquiera me iba a bajar porque no merecía la pena.

De improviso se abre la puerta del Hyundai y se baja una mujer con cara de histérica que me grita:

- ¿Tanta prisa llevas que me tienes que dar?

Yo no podía dar crédito a lo que acababa de escuchar.

- Señora, no sé si se ha dado cuenta pero es usted quien me ha dado a mí.
- Sí, hombre.
- Pues sí. No se habrá dado cuenta, pero no ha pisado el freno y me ha dado.

La mujer se puso a gesticular con los brazos.

- Lo que faltaba. Me das y encima dices que la culpa es mía. Pues vamos a hacer un parte.

Viendo que se empezaba a formar una cola de espanto detrás nuestro la dije:

- Me parece perfecto. Vamos a ver si me ha hecho algo al coche. Pero muévase ahí y dejamos pasar a los de detrás.
- ¡Claro! Para que te escapes. ¡Yo de aquí no me muevo!

Ante esa reacción no pude evitar decir lo primero que se me vino a la mente.

- Señora, además de una inútil conduciendo está usted como una cabra.
- ¿Qué?
- Que no sabe conducir y que está loca.

Por primera vez la mujer se quedó callada. Aproveché para dar un poco marcha atrás y me bajé del coche.

- A ver. ¿Los coches se han hecho algo?

Como era previsible, ni siquiera había un arañazo.

- No, ¿verdad?. Pues ala, que ya me ha está haciendo perder demasiado tiempo.

Y la señora se metió en el coche sin decir nada más y cada uno se ha ido por su lado.

¡¡¡Todavía me cuesta pensar que alguien pueda ser tan inútil como esta señora!!! jajajaja.

1 comentario:

Henar dijo...

Uf. La gente está fatal. Menos mal que no has salido con el "oiga, señora, que soy abogado"

Muak,

H