miércoles, 14 de octubre de 2009

Retazos

A veces sucede que la vida te da sorpresas. También sucede que a veces la vida se empieza a complicar. Se lía la madeja y de pronto te encuentras con una maraña de hilos que no sabes desenredar.

Dejando de lado este inicio extraño de post, en el fin de semana escuché en un bar de copas una canción de Extremo. Para empezar, no es fácil que en un bar pongan ese tipo de música (lo que hace dudar si Extremo se volvió blando con los años o la sociedad se ha embrutecido un poco). El caso es que la canción que pusieron, si no recuerdo mal, pertenece a “canciones prohibidas” o “canciones olvidadas” (no lo recuerdo bien y me da mucha pereza ponerme a buscarlo en Google) y se llama “salir, beber”.

Cuando la estaba escuchando, bastante perjudicado, por cierto, no pude escuchar parte de la canción y por más que me esforcé en recordar parte de un poema que Robe recita no fui capaz de acordarme.

Al día siguiente, un buen amigo (con memoria prodigiosa) lo recitó de corrido:

“Para unos, la vida es galopar un camino empedrado de horas, minutos y segundos.Yo, más humilde soy, y sólo quiero que la ola que surge del último suspiro de un segundo, me transporte mecido hasta el siguiente”

Ahí es nada. La pregunta que uno se hace ahora es: ¿yo vivo el presente o me preocupo tanto de lo que hay por delante que me olvido del presente? Vamos, que si eres capaz de vivir con el famoso “vita brevis, carpe diem”.

No pretendo responder a esa pregunta. Sobre todo porque es una estupidez. Dependiendo de la situaciones que he vivido he actuado de una manera o de otra. Unas veces trato de ser lo más racional posible y otras me he dejado llevar por mis instintos (desde los más altos a los más bajos). Imagino que la virtud consiste en saber adaptarse en cada momento (en una sola frase, referencias a Aristóteles y Darwin, voy mejorando. XD).

Pongo fin a este post mañanero, que termina como empezó como una maraña de hilos que no hay manera de desenredar.

4 comentarios:

californiano dijo...

Darwin, no Darwing

Silverado dijo...

Corregido.

Maipi dijo...

Quizas deberías disfrutar de cada momento, solo así se evita liar la madeja,... la vida es una sucesión de instantes,... a fin de cuentas eso es lo que queda de las experiencias vividas no? una sensación, una imagen, un lección,... MUAS!

Anónimo dijo...

Otro poemita de Robe:

Me da vértigo el punto muerto y la marcha atrás, vivir en los atascos, los frenos automáticos y el olor a gasoil..
Me angustia el cruce de miradas, la doble dirección de las palabras y el obsceno guiñar de los semáforos..
Me da pena la vida, los cambios de sentido, las señales de stop y los pasos perdidos..
Me agobian las medianas, las frases que están hechas, los que nunca saludan y los malos profetas.
Me fatigan los dioses bajados del Olimpo a conquistar la Tierra y los necios de espíritu..
Me entristecen quienes me venden clinex en los pasos de cebra, los que enferman de cáncer y los que sólo son simples marionetas..
Me aplasta la hermosura de los cuerpos perfectos, las sirenas que ululan en las noches de fiesta, los códigos de barras, el baile de etiquetas..
Me arruinan las prisas y las faltas de estilo, el paso obligatorio, las tardes de domingo y hasta la línea recta.
Me enervan los que no tienen dudas y aquellos que se aferran a sus ideales sobre los de cualquiera..
Me cansa tanto tráfico y tanto sinsentido,
parado frente al mar mientras el mundo gira...


Es el principio de Standby.
Saludss